3/25/2009

EL CIELO DE LOS ANDES.....

La observación de la naturaleza y, en especial, del cielo nocturno, le facilitó al hombre andino establecer los principios de la organización y configuración territorial y social del TAWANTINSUYU.

Nuestros antepasados idearon: el sistema de Espejos Astronómicos de Agua, en los cuales se reflejaba el mapa estelar, y así poder estudiar mejor las estrellas. Podemos decir, que el mapa Estelar (observado desde el hemisferio sur) está plasmado en la disposición de las distintas ciudades y diversos centros ceremoniales del mundo andino.

Así también, la configuración astronómica, sirvió y sirve de base para el desarrollo de las múltiples actividades de nosotros, los Originarios de AWYA YALA (América), como: agricultura, textilería, cerámica, metalurgia, medicina, etc...
En definitiva, la CIENCIA de la Observación de la Naturaleza Cósmica es la base de la Cultura Andina, mientras que los otros tres pilares donde se sustenta son:
ESPIRITUALIDAD, ARTE y PENSAMIENTO,
que se conjugan entre sí, y constituyen el Ser del RUNA (Ser Humano) andino.

Constelaciones

Entre las diversas constelaciones observables desde el hemisferio sur, encontramos a la constelación HANP'ATU (Sapo), LLAMA ÑAWIN (ojos de Llama), WARAK'A (Honda), etc... Pero la más importante y significativa para el Mundo Andino es la constelación CHAKANA conocida como Cruz del Sur por los occidentales.

Constelación Chakana

CH'ASKA QOYLLUR, la estrella rizada o de la mañana, acompaña al Sol, al igual que ILLAPA el trueno, como la imagen de la estrella de oro; la de la tarde, hace su guardia junto a la Luna, y K'UYCHI, el bello arco iris, está también en el HANAQ PACHA (Mundo Superior). La constelación "Olla de Coca" (KUKAMANKA) cuida de las hierbas mágicas, como la constelación "Olla de Maíz" (SARAMANKA) lo hace con los alimentos vegetales, y la constelación del jaguar (CHINCHAY) se encarga de los felinos.


Modulador del Mundo Andino
La Chakana constituye el eje de la cultura Andina.

El mundo andino es por naturaleza ordenado y, respetuoso por mantener la armonía, tanto de la naturaleza, como de su sociedad y núcleo familiar. En sus inicios, ya sea buscando o por sapiencia innata, nuestros ancestros, hallaron en el cosmos las pautas para el mantenimiento de esta armonía y las puso en práctica. Así, la llamada Constelación de las Tres Marías (Ara-Aru), que en realidad son el cinturón de la Constelación de Orión, les permitió entender la existencia de tres mundos: el Hanaq Pacha (de arriba), el Kay Pacha (donde vivimos) y el Ukhu Pacha (mundo interior) (en Aymara: Alajpacha, Akapacha, Manqhapacha). La salida del sol, indicó el lugar hacia donde debían estar orientados los templos y el correcto para la iniciación de los rituales y ceremonias.
De la misma forma, la constelación de la Cruz del Sur, nos dio la respuesta al ritmo y equilibrio, convirtiéndose en un símbolo sagrado.

Las Pampas de Naska (Nazca)

Las pampas coloradas de Naska, están formadas por tres estratos de dibujos superpuestos y representan constelaciones estelares, que reflejan posiciones invertidas por espejos. Estas líneas, constituyen el Mapa Estelar estudiado por Marie Reiche, por toda su vida. En Chukisaka, existe otro campo similar a estas figuras de Naska.
El Mapa Estelar de las pampas de Naska, fue el documento original y sustancial, para realizar los cálculos geodésicos de la “Ruta de Wayraqocha” o “QHAPAQ ÑAN”, comprobada por la NASA (EE.UU.) mediante aerofotografías.

No hay comentarios.: